viernes, 18 de agosto de 2017

Bizcoho de chocolate con ganaché de chocolate y galleta (sin lactosa)

¡Buenas tardes Pretty Pasteleros!
 
¿Cómo prueba el veranito? Pretty Pastelitos sigue en marcha aún cuando estamos disfrutando de unas merecidísimas vacaciones. Sé que con estas temperaturas apetece muy poco meterse en la cocina y hacer uso del horno pero oye, que queréis que os diga, cuando a mí me apetece cocinar, cocino, aunque lo pase realmente mal por el calor. Luego una zambullida en la piscina o la playa y listo.
 
No os entretengo más con mis historias y vamos a lo que realmente interesa: la receta. Hoy, y como casi siempre, la receta es muy fácil pero además, muy pero que muy resultona. Vamos hacer un delicioso y esponjoso bizcocho de chocolate relleno y cubierto con ganaché de chocolate y galletitas. ¿A que apetece?
 
Pues sin más dilaciones, allá vamos.


 
Bizcocho de chocolate con ganaché de chocolate y galleta (sin lactosa)
(para 8 personas)
 Para el bizcocho:
 
Ingredientes:
  • 1 yogur natural sin lactosa
  • 1/2 envase de aceite de oliva
  • 2 envases de azúcar blanquilla
  • 1 cdta de azúcar avainillado
  • 3 envases de harina
  • 8 g de levadura química
  • 3 huevos
  • 2 cdas de cacao puro en polvo

  • Elaboración:
    1. Precalentamos el horno a 180°C.
    2. Mezclamos en un recipiente el yogur con el aceite de oliva.
    3. Cuando esté bien integrado añadiremos el azúcar junto con la cucharadita de azúcar avainillado y continuaremos batiendo.
    4. Después llegará el turno de añadir poco a poco la harina previamente tamizada, junto con la levadura química y el cacao en polvo.
    5. Separaremos las claras de las yemas y añadiremos las tres yemas a la mezcla.
    6. Batiremos las claras y las añadiremos a la mezcla, así conseguiremos que nos quede un bizcocho más esponjoso y apetecible.
    7. Verteremos la mezcla en nuestro molde (para que no se pegue yo utilizo un spray antiadherente de wilton) y hornearemos durante unos 40'.


    Para la decoración y el relleno:
     
    Para decorar y rellenar nuestro bizcocho necesitaremos ganaché de chocolate, galletitas tipo "chips ahoy" y galletas tipo "María" trituradas.
     
    Si no sabéis como se hace la ganaché, solo tenéis que hacer click aquí y os muestro de una manera muy muy muy fácil como hacer una deliciosa y chocolateada ganaché.
     
    Cuando el bizcocho se haya enfriado, lo desmoldaremos y con la ayuda de un cuchillo lo partiremos en dos. Con la ayuda de una espátula, rellenaremos el bizcocho con ganaché y espolvorearemos un poquitín de galleta triturada.
     
    Luego, cubriremos el bizcocho con más ganache y galleta triturada. Los laterales, con la ayuda de una manga pastelera, los decoraremos con ganaché. Y encima, unas pocas mini galletas.


     
    ¡Et voilà!
    ¿Habéis visto que resultado más espectacular?
    Ahora os toca a vosotros demostrar lo que valéis.
    Nos seguimos leyendo, ¡a hornear!


    ¿Queréis más Pretty Pastelitos?
    Sígueme en las redes sociales:


    Revista en Flipboard



    Judith.





    Pretty Pastelitos muestra recetas sin gluten y sin lactosa, los ingredientes utilizados por Pretty Pastelitos son sin estos ingrediente, no olvidéis comprobar que los que utilicéis en casa, también lo son.. Hay que tener en cuenta el riesgo de contaminación en el caso que cocinemos para personas celíacas, no olvidemos limpiar y desinfectar bien las zonas dónde vayáis a cocinar.

    miércoles, 2 de agosto de 2017

    Cupcakes de "Tequila Sunrise" (sin lactosa)

    ¡Hola, hola Pretty Pasteleros!

    ¿Cómo estáis todos? ¿Disfrutando del veranito? Pues claro que sí, ¡bien hecho! Como os comentaba el otro día, el verano es esa fantástica época del año que aunque lo pasemos trabajando encontramos cualquier momento del día para disfrutar con los nuestros y relajarnos. No hay nada mejor que salir de la oficina e ir a tomar alguna cervecita o... ¡algún cóctel! ¡Me chiflan! Imaginaos la situación: después de un día de trabajo, quedáis con vuestros amigos para echaros unas risas, decidís aprovechar al máximo la "happy hour", le echáis un vistazo a la carta y véis que ofrecen unos maravillos "Tequila Sunrise",  ¡imposible negarse al plan! Ahora imaginaros la misma situación pero con un pequeño cambio, los "Tequila Sunrise" no son un cóctel, son... ¡unos deliciosos cupcakes! ¿Os atreviriáis?

    ¡Vamos allá!



    Cupcakes de gintonic
    (24 cupcakes)

    Para la base

    Ingredientes:

    • 125 g de mantequilla sin lactosa a temperatura ambiente
    • 180 g de azúcar blanquilla
    • 2 huevos a temperatura ambiente
    • 25ml de granadina
    • 75ml de zumo de naranja
    • Ralladura de naranja
    • 210g de harina
    • 1 cdta de levadura
    • 100 ml de buttermilk (puedes ver como se hace en esta entrada)
    • 1/2 cdta de bicarbonato
    • un xupito de tequila

    Elaboración:

    1. Precalentamos el horno a 180ºC y rellenamos la bandeja de horneado con los moldes de papel.
    2. Añadimos la mantequilla y batimos hasta que esté a punto de pomada. 
    3. Sin dejar de batir, iremos agregando poco a poco el azúcar.
    4. Cuando esté totalmente integrado y de uno en uno, echaremos los huevos.
    5. A continuación, batiendo a la velocidad mínima, añadiremos la mitad de la harina y la levadura previamente tamizadas.
    6. Seguidamente, agregaremos el zumo de naranja y la granadina, la ralladura, el resto de harina y levadura.
    7. Por último, incorporaremos la buttermilk junto con el bicarbonato a la mezcla.
    8. Rellenaremos 3/4 de los moldes de papel y hornearemos durante unos 20', id controlando el horneado que no se os quemen.
    9. Con los cupcakes aún calientes, con un pincel, pintaremos los cupcakes con el tequila.
    10. Reservaremos hasta que se enfríen.

    Para la buttercream

    Ingredientes:

    • 150 g de mantequilla sin lactosa a temperatura ambiente
    • 150 g de azúcar glass
    • Unas gotitas de aroma de naranja
    • Unas gotitas de colorante naranja
    • 50 ml de tequila

    Elaboración:

    1. Batimos la mantequilla hasta que esté a punto de pomada.
    2. Sin dejar de batir, añadiremos la mitad del azúcar glass previamente tamizado en modo lluvia.
    3. Cuando los ingredientes estén bien integrados, echaremos el tequila junto con las gotitas de aroma de naranja.
    4. Agregaremos el azúcar glass restante y las gotitas de colorante, seguiremos batiendo hasta conseguir la textura y el color deseados.
    Introduciremos la buttercream en una manga pastalera y decoraremos los cupcakes al gusto.


    ¿Habéis visto que fácil?
    Ahora sólo os queda hacerlo vosotros y demostrarles a todos lo ricos que pueden estar los cócteles a mordiscos.
    Nos seguimos leyendo, ¡a hornear!


    ¿Queréis más Pretty Pastelitos?
    Sígueme en las redes sociales:

    Revista en Flipboard



    Judith.





    Pretty Pastelitos muestra recetas sin gluten y sin lactosa, los ingredientes utilizados por Pretty Pastelitos son sin estos ingrediente, no olvidéis comprobar que los que utilicéis en casa, también lo son.. Hay que tener en cuenta el riesgo de contaminación en el caso que cocinemos para personas celíacas, no olvidemos limpiar y desinfectar bien las zonas dónde vayáis a cocinar.













    martes, 25 de julio de 2017

    Ganache de chocolate (sin gluten ni lactosa)

    ¡Buenas tardes Pretty Pasteleros!

    ¿Cómo estáis? Espero que genial porqué sé que muchos de vosotros ya estaréis disfrutando de las vacaciones, y eso es ¡bien! Y los que aún no tenéis esa suerte, no hay de que preocuparse que todo llega. Y si no, yo no sé mejor manera que pasar una buena tarde que cocinando. Sé que ahora con el calor es un poco complicado, ¡pero no imposible!

    Para hoy os traigo una receta básica básiquisima pero como sabéis antes de empezar a correr hay que saber andar. Conocer las bases es imprescindible para poder ir más allá y dejar volar nuestra imaginación en cocinas. Así que hoy vamos a aprender a hacer una ganache de chocolate de diez.




    La ganache es una crema de chocolate y nata líquida. Se utiliza para muchísima eleboraciones, desde para rellenar, cubrir o decorar los pasteles hasta para recubrir los bombones de chocolate. Dependiendo del uso que queramos darle, las proporciones de los ingredientes seran unas u otras. originalmente de realizaba con chocolate negro, pero hoy en día podemos encontrar ganache de chocolate con leche y hasta chocolate blanco. Además podemos aromatizarla al gusto, con vainilla, café, ron... ¡todo lo que se nos ocurra vaya!

    Yo os enseñaré la ganache que considero más básica porqué según su temperatura la podremos utilizar para recubrir los pasteles o para decorarlos. Aunque como he dicho, dependiendo del uso que queramos darle, modificaremos las proporciones de los ingredientes. Si deseamos que la ganache sea más líquida, utilizaremos más nata. Si por el contrario, deseamos que sea un pelín más espesa, utilizaremos más chocolate. 

    ¡Vamos allá!



    Ganache de chocolate

    Ingredientes:
    • 400g de chocolate negro especial para fundir sin gluten
    • 200ml de nata líquida sin lactosa (mínimo 35% de materia grasa)

    Elaboración:
    1. En un cazo calentaremos la nata líquida sin dejar de remover hasta que llegue al punto de ebullición.
    2. Apartaremos el cazo del fuego y añadiremos poco a poco el chocolate trozeado.
    3. Iremos removiendo poco a poco hasta que el chocolate esté completamente fundido y no haya grumos.
    Ya tendríamos la ganache preparada, si deseamos cubrir los pasteles podemos utilizarla ya sin dejar que se enfríe del todo. Si por lo contrario deseamos decorar el pastel con la ganache deberemos esperar a que se enfríe un poco para que así su textura sea más espesa. 

    Podemos conservar la ganache en la nevera unos dos o tres días. Seguramente cuando queramos utilitzarla estará demasiado espesa, bastará entonces calentar la ganche un poco al baño maría y remover hasta conseguir la textura deseada.


    ¿Habéis visto que fácil es?
    ¡Pues manos a la obra!
    Nos seguimos leyendo, ¡a hornear!


    ¿Queréis más Pretty Pastelitos?
    Sígueme en las redes sociales:

    Revista en Flipboard



    Judith.





    Pretty Pastelitos muestra recetas sin gluten y sin lactosa, los ingredientes utilizados por Pretty Pastelitos son sin estos ingrediente, no olvidéis comprobar que los que utilicéis en casa, también lo son.. Hay que tener en cuenta el riesgo de contaminación en el caso que cocinemos para personas celíacas, no olvidemos limpiar y desinfectar bien las zonas dónde vayáis a cocinar.


    miércoles, 5 de julio de 2017

    Tips de repostería

    ¡Hola, hola Pretty Pasteleros!

    Hoy no os traigo una receta... Ohhhh.. ¡pero no os precupéis! Esta entrada os va a gustar igual o incluso más, ¿Por qué? Pues porqué hoy os traigo cuatro tips de repostería súper fáciles y súper importantes. Unos truquitos o reglas de oro para evitar errores o problemillas en nuestras cocinas. ¿Cómo los he descubierto? A base de liarla con las recetas y preguntándome en qué había fallado y informándome sobre el motivo y la solución. Parecen tonterías pero pueden suponer la diferencia entre un desastre y un muy buen resultado. 

    Así que ¡vamos allá!

    1. El secreto está en las medidas

    Como muchos de vosotros sabéis, mi pasión por la repostería y la pastelería empezó viendo el programa "Deja sitio para el postre". En él, el maestro pastelero Paco Torreblanca siempre decía que la repostería es como la alquimia, que hay que seguir las medidas de los ingredientes a rajatabla, sinó el desastre está asegurado. Y yo siempre pensaba que no podía ser para tanto y, ¡vaya si lo es! Si una cosa no tiene la repostería es improvisación. La medida de los ingredientes es sagrada, si quieres triunfar en tu cocinado, no eches los ingredientes a ojo, es un error tremendo. Luego los ingredientes no estarán en las proporciones adecuadas para conseguir el resultado que queremos, como un bizcocho bien esponjoso por ejemplo. 

    Sí que es verdad que si quieres innovar también tienes que atreverte a cambiar y probar cosas nuevas pero seguro que no saldrán a la primera. Hay que probar y probar hasta conseguir las proporciones perfectas de ingredientes y por lo tanto, la medida de los mismo. 

    ¿Tus mejores aliados? Una báscula para los ingredientes secos y un medidor para los ingredientes líquidos.



    2. La importancia de la temperatura de los ingredientes

    ¿Cuántas veces me habré desesperado en cocinas viendo que la masa se cortaba o que los ingredientes no se integraban ni queriendo? ¡Un montón! Y el problema siempre ha sido la temperatura en la que se encontraban los ingredientes.

    Si queremos hornear unos deliciosos cupcakes necesitaremos primero integrar la mantequilla con el azúcar y batir hasta obtener una textura tipo crema corporal. Y esto solo lo conseguiremos si la mantequilla se encuentra a temperatura ambiente. Si la utilizamos recién salida de la nevera no podremos batir, si cometemos el error de calentarla en el microondas se nos convertirá en aceite... Así que lo mejor es sacarla de la nevera antes de utilizarla, el tiempo dependerá de la temperatura en la que nos encontramos. Si es verano y hace calor, con 30 minutos bastará. Si es invierno, puede que necesitemos más tiempo. 

    ¿Cómo sabemos si se encuentra en la temperatura ideal? Apretándola con el dedo, ¿se hunde un pelín y se queda marcado? Esa es la textura que buscamos.

    Y parecido ocurre con los mismos ingredientes. Si mezclamos ingredientes que se encuentran a distinta temperatura puede que se nos acabe cortando la masa y para recuperarla después es un follón. Eso ocurrirá si por ejemplo añadimos la leche o los huevos recién salidos de la nevera a la masa. Y la solución es la misma, que los ingredientes se encuentren a temperatura ambiente.

    Es cierto que existen elaboraciones que es necesario tener algún ingrediente a cierta temperatura, pero no os precupéis que si es así, la receta lo indicará.


    3. La importancia de la velocidad de nuestro robot de cocina

    Antes os he dicho que la pastelería y la repostería es como la alquimia, pues no me cansaré de decirlo. Ay que equivocada estaba antes, que inocente era. Los ingredientes reaccionan entre sí y el resultado es nuestro hermoso pastel o dulce. Pero los ingredientes no pueden actuar solos sinó que es necesario integrarlos y batirlos, pero claro, hasta cierto punto.

    Por ejemplo, si volvemos a recordar el cupcake del que os he hablado en el tip anterior hay que tener en cuenta que la mantequilla también se bate para crear burbujas. Esas burbujas que van a hacer que nuestro cupcake no sea un mazacote. ¿Qué pasa si cuando ya tenemos todos los ingredientes en la masa, batimos en exceso? Las burbujas que hemos creado se romperán y además, la harina que contenga gluten, lo desarrollará más y el resultado será un cupcake nada amoroso. Por este motivo, cuando se integra la harina se recomienda integrarla con la ayuda de una espátula y movimientos envolventes, sin utilizar el robot o batidor eléctrico.

    Así que si la receta no nos indica lo contrario, siempre batiremos lo justo y necesario para tener los ingredientes bien integrados o obtener el color deseado y no más.


    4. La importancia de refrigerar nuestra masa de galletas

    Soy hiperfan de las galletas decoradas, ¡me chiflan! Aunque también tengo que decir que me costó un montón aprender a hacerlas. Siempre me encontraba con los mismos errores, falta de harina o la masa demasiado caliente para poder cortarla con los cortadores.

    La solución del primer error es sencilla, ¡vigilar la proporción de los ingredientes! Ya hemos aprendido que es importantísimo. Y no os preocupéis que el segundo error también tiene solución, ¡y fácil!

    Como veréis en las recetas de galletas se indica que la masa tiene que reposar en la nevera durante un período de tiempo. Pero claro, si hacemos una bola con la masa, la dejamos reposar en la nebera para que se enfríe y luego trabajamos con ella con el rodillo para estirarla pues... ¡se volverá a calentar! Así que es mejor dejar reposar la masa en la nevera pero ya estirada. Así cuando la saquemos nos será súper fácil utilizar los cortadores de galletas de deseamos.

    Hay cortadores que tienen un montón de detalles, para que estos no desaparezcan en el horneado en "Waraö chocolates" me contaron otro secretillo. Dejar reposar las galletas ya cortadas pero sin hornear otra vez en la nevera y oye, que funciona de maravilla.


    Y hasta aquí la entrada de hoy. Espero que estos tips o consejos os sirvan de cara a nuevos horneados. A veces, también es necesario tener paciencia.
    Nos seguimos leyendo, ¡a hornear!


    ¿Queréis más Pretty Pastelitos?

    martes, 27 de junio de 2017

    Pan de pipas con panificadora (sin gluten ni lactosa)

    ¡Buenas tardes Pretty Pasteleros!

    ¿Cómo estáis? ¡Ya es verano! Es una de mis épocas favoritas del año. Aunque sigo trabajando y aún no he empezado las vacaciones, tengo la sensación de aprovechar mucho más el día. Se hace de noche mucho más tarde y al salir del trabajo, con el buen tiempo que hace, se me ocurren un montón de cosas que hacer, entre ellas, cocinar. Que en invierno es salir de la oficina y estar deseando tumbarme en el sofá y no hacer nada. Así que en esta época suelo cocinar mucho más (aunque a veces con el calor que desprende el horno es un poco asfixiante) y probar recetas y utensilios nuevos. Y por eso estoy aquí. Mi madre me ha regalado la panificadora Silver Crest que se vende en Lidl i por fin me he atrevido a utilizarla. Estoy encantadísima. Por eso la receta de hoy es un pan de pipas de girasol y calabaza sin glute ni lactosa hecho con la ayuda de la panificadora. Ya veréis que es sencillísimo.

    ¡Vamos allá!


    Pan de pipas de girasol y calabaza (sin gluten ni lactosa)

    Ingredientes:
    • agua
    • aceite
    • harina panificable sin gluten (yo para esta primera vez no me atreví a hacer la mezcla de harinas así que utilicé la mezcla panificable de Schar)
    • pipas de girasol peladas sin sal
    • pipas de calabaza peladas sin sal
    • levadura seca
    • sal

    Elaboración:
    1. Sacamos la cubeta de la máquina, nos aseguramos de que estén bien puestas las varillas y añadimos los ingredientes en este orden: el agua, el aceite, la sal, las pipas, la harina y la levadura seca. Debemos hacerlo con cuidado para que la levadura seca no se mezcle con los líquidos.
    2. Introducimos la cubeta en la máquina, cerramos la tapa y enchufamos la máquina a la corriente.
    3. Seleccionamos el programa de pan sin gluten, el grado de tueste del pan y iniciamos el programa.
    4. Si queremos evitar que el pan nos quede con dos agujeros en el culo a causa de las varillas deberemos estar al tanto de cuando la máquina ha finalizada el proceso de amasado y reposo y empezará el horneado. Justo en eso momento (oirás unos pitidos) es cuando podemos sacar las varillas. Pausamos el programa, abrimos la tapa de la máquina, sacamos las masa, sacamos las varillas y volvemos a poner dentro la masa. Cerramos la tapa y continuamos con el programa pausado.
    5. Cuando el horneado finalice, con ayuda de una manoplas sacaremos la cubeta y desmoldaremos el pan para que se enfríe encima de una rejilla. Para ello simplemente debemos darle la vuelta a la cubeta y moviéndola de arriba a abajo hasta que el pan caiga. Debéis de vigilar con la temperatura de la cubeta y no quemaros, estará ardiendo.
    6. Dejamos reposar el pan encima de la rejilla mínimo 30 minutos y ya lo podremos consumir.
    7. Si queréis congelarlo, yo lo que hago es cortar el pan y congelarlo. Así puedo descongelar justo esas rebanadas que voy a comer.

    ¡Et voilà!
    ¿Habéis visto que fácil es? Todo es perderle el miedo.
    Yo estoy muy contenta con el resultado. Aunque su textura es un pelín más mazacote que el pan que venden en supermercados, en gusto y sabor no tiene nada que envidiar. A mí personalmente me gusta hasta más que según que marcas. Además, no olvidéis que es mucho más sano que el pan procesado que podemos adquirir en el súper.
    Así que ahora os toca a vosotros.
    Nos seguimos leyendo, ¡a hornear!


    ¿Queréis más Pretty Pastelitos?
    Sígueme en las redes sociales:

    Revista en Flipboard



    Judith.





    Pretty Pastelitos muestra recetas sin gluten y sin lactosa, los ingredientes utilizados por Pretty Pastelitos son sin estos ingrediente, no olvidéis comprobar que los que utilicéis en casa, también lo son.. Hay que tener en cuenta el riesgo de contaminación en el caso que cocinemos para personas celíacas, no olvidemos limpiar y desinfectar bien las zonas dónde vayáis a cocinar.










    miércoles, 14 de junio de 2017

    Tarta de chocolate rellena de philadelphia® (sin gluten ni lactosa)

    ¡Buenos días Pretty Pasteleros!

    ¿Cómo estáis? ¿Sufriendo ya el calorcito?

    Como sabréis, soy una auténtica loca del chocolate, me encanta. Así que hoy, en la receta que os traigo es como no podía ser de otra manera, el protagonista es el chocolate.

    ¡Vamos allá!



    Tarta de chocolate rellena de philadelphia®
    (sin gluten ni lactosa)

    Para la tarta:

    Ingredientes:
    • 300 g de harina sin gluten
    • 350 ml de leche sin lactosa a temperatura ambiente
    • 2 cdas de cacao en polvo
    • 3 huevos a temperatura ambiente
    • 200 g de azúcar blanquilla
    • 200g de azúcar moreno
    • 175 g de mantequilla sin lactosa a temperatura ambiente
    • 1 cdta de esencia de vainilla
    • 1 cdta de levadura
    • 1 cdta de zumo de limón
    • 1 cda de bicarbonato
    • 2 cdas de vinagre de manzana

    Elaboración:
    1. Precalentamos el horno a 180°C.
    2. Batimos la mantequilla hasta que esté en punto de pomada y haya adquirido un tono blanco, sin dejar de batir añadimos poco a poco el azúcar.
    3. En un bol aparte, mezclamos la leche con el zumo de limón. Debemos conseguir un color rojo bien vistoso. Reservamos.
    4. En otro bol, mezclamos la harina con la levadura y el cacao y tamizamos bien todos estos ingredientes. Reservamos.
    5. Ahora es la hora de añadir todos los ingredientes a la masa principal (donde tenemos la mantequilla y el azúcar). Para eso alternaremos los ingredientes secos con los líquidos. Batiendo poco a poco, añadiremos la mitad (más o menos) de los ingredientes secos. Luego, la mitad de los líquidos. Cuando estén bien integrados, añadiremos la mitad que nos resta de los secos y por último, la de los líquidos.
    6. Sin dejar de batir, añadiremos la esencia de vainilla.
    7. Mezclamos el vinagre con el bicarbonato, y lo añadimos a la masa.
    8. Forramos el molde desmoldable de unos 24cm con papel vegetal, engrasamos las paredes, y vertemos la masa.
    9. Hornearemos la tarta durante unos 60 minutos.
    10. Dejamos enfriar (preferiblemente encima de una rejilla) para desmoldar.




    Para el relleno y la cobertura:


    Ingredientes:
    • 250g de mantequilla sin lactosa a temperatura ambiente
    • 250g de queso crema sin lactosa (yo utilizo Philadelphia® sin lactosa)
    • 250g de azúcar glass

    Elaboración:
    1. Batimos la mantequilla hasta que esté en punto de pomada y haya enblanquecido un poco.
    2. Sin dejar de batir, añadimos poco a poco el azúcar previamente tamizado.
    3. Recién sacado de la nevera, añadimos el queso crema y batimos lo justo para que se integre en la mezcla.
    4. Dejamos reposar en la nevera (con 30 minutos es suficiente).
    Decoración y relleno:
    1. Desmoldamos la tarta cuando este fría y la cortamos en dos capas. También podemos igualar la parte superior si vemos que no está plana.
    2. Con la ayuda de una boquilla y una manga pastelera rellenamos la tarta con la buttercream de queso.
    3. Cubrimos la tarta con una fina capa de buttercream.




    ¡Et voilà!
    ¿Véis que fácil? Ahora tenéis que probarlo vosotros.
    Nos seguimos leyendo, ¡a hornear!


    ¿Queréis más Pretty Pastelitos?
    Sígueme en las redes sociales:

    Revista en Flipboard



    Judith.





    Pretty Pastelitos muestra recetas sin gluten y sin lactosa, los ingredientes utilizados por Pretty Pastelitos son sin estos ingrediente, no olvidéis comprobar que los que utilicéis en casa, también lo son.. Hay que tener en cuenta el riesgo de contaminación en el caso que cocinemos para personas celíacas, no olvidemos limpiar y desinfectar bien las zonas dónde vayáis a cocinar.









    viernes, 26 de mayo de 2017

    Crema catalana (sin gluten ni lactosa)

    ¡Buenas tardes Pretty Pasteleros!

    ¿Cómo estáis todos? Hoy, en esta nueva entrada, os traigo un postre de tradición, un postre casero, un postre de toda la vida: la crema catalana.

    Os tengo que confesar una cosa, nunca me ha gustado este postre. Sí, así es, nunca me ha gustado la crema catalana. Y sí, la había probado anteriorment y siempre me dejaba todo el postre en el plato porqué no me acababa de gustar. Pero mi padre es un amante de la crema catalana y decidí darle una sorpresa y prepararla en casa, dicen que los postres caseros son los más ricos. Y así lo hice, aproveché que estaba cocinando yo y pensé que no me costaba nada hacerla también sin gluten ni lactosa. Oye, que puede que luego me atreviera a probarla nuevamente y cambiara mi parecer. Y vaya si cambió. Yo no sé si es que me he hecho mayor y ya no estoy para tonterías, o es que realmente una crema catalana como ésta no la había probado nunca, pero me ha gustado. Qué digo, me ha encantado. Y mi padre, como buen padre que es, también me dió su visto bueno.

    Así que sin más dilaciones, aquí tenéis la receta casera de una deliciosa crema catalana sin gluten ni lactosa. 

    ¡Vamos allá!



    Crema catalana (sin gluten ni lactosa)

    Ingredientes:
    • 300ml de nata líquida sin lactosa
    • 80ml de leche sin lactosa (mejor si es entera, a mi con semi también me ha salido rica)
    • 3 yemas de huevo talla M
    • Canela en rama
    • Corteza de una naranja y medio limón
    • 50g de azúcar blanquilla

    Elaboración:
    1. Añadimos en un cazo la nata líquida, la leche, la rama de canela, la corteza de la naranja y el limón, y vamos removiendo hasta que la mezcla esté templada.
    2. Una vez esté templada, sin dejar de remover, añadimos el azúcar. 
    3. Dejamos cocer y vamos removiendo asiduamente.
    4. Batimos las yemas en un bol aparte con una pizca de azúcar y vertemos la mezcla con la nata y la leche encima de las yemas.
    5. Añadimos toda la mezcla al cazo nuevamente, retiramos la canela en rama y la corteza de la naranja y el limón, y removemos constantemente a fuego suave hasta que adquiera la consistencia deseada.
    6. Retiramos el cazo del fuego y lo enfríamos rápidamente. Yo utilicé un bol más grande del cazo con hielo.
    7. Colamos la crema (yo es que soy un pelín tiquismiquis) y la emplatamos.
    8. Añadimos un pelín de azúcar por encima y lo caramelizamos.

    ¡Et voilà!
    ¿Habéis visto que fácil?
    Ya me diréis si esta crema catalana os ha gustado tanto como a mí.
    Nos seguimos leyendo, ¡a hornear!


    ¿Queréis más Pretty Pastelitos?
    Sígueme en las redes sociales:

    Revista en Flipboard



    Judith.


    Pretty Pastelitos muestra recetas sin gluten y sin lactosa, los ingredientes utilizados por Pretty Pastelitos son sin estos ingrediente, no olvidéis comprobar que los que utilicéis en casa, también lo son.. Hay que tener en cuenta el riesgo de contaminación en el caso que cocinemos para personas celíacas, no olvidemos limpiar y desinfectar bien las zonas dónde vayáis a cocinar.